Omar Fernández: “Los préstamos no son malos en sí mismo, pero no se le está dando el uso adecuado”

omar-fernandez:-“los-prestamos-no-son-malos-en-si-mismo,-pero-no-se-le-esta-dando-el-uso-adecuado”

omar-fernandez:-“los-prestamos-no-son-malos-en-si-mismo,-pero-no-se-le-esta-dando-el-uso-adecuado”

Santo Domingo.- El vocero de los diputados del partido Fuerza del Pueblo Omar Fernández manifestó este martes que es cuestionable el uso que el Gobierno le ha dado a la deuda pública contraída durante estos tres años.

Omar Fernandez recalcó que como ha dicho en otras ocasiones las deudas contraídas por el Estado no son malas siempre y cuando sean bien empleados esos recursos en el desarrollo de proyectos que trascienden generaciones.

“Soy un fiel creyente en que las deudas en sí mismas no son malas, pero, depende para qué ¿cuál es el propósito de estos préstamos? Esa es quizás la pregunta más importante por evaluar, y en estos momentos los datos del Gobierno indican que su uso no es el adecuado”, enfatizó el congresista.

Argumentó que entre diciembre de 2020 a marzo de 2023 la deuda aumentó en US $10,320.6 millones de dólares. Pasando de 44,622.3 millones de dólares a 54,942.9 millones de dólares.

Sin embargo, 378 mil millones de dólares de esos préstamos han ido a parar en depósitos en el Banco Central y Banco de Reservas, mientras figuran otros préstamos pendientes de aprobación.

Agregó que el resto de la deuda contraída se emplea en el pago de nómina y gasto corriente u operativo del Estado en violacion del artículo 43 de la Ley 6-06 sobre Crédito Público.

“¿Cómo es que si tenemos tales récords en recaudación, es necesario recurrir a endeudamiento?…de enero a junio de 2023 la DGII registró ingresos por un monto de 393,132 millones de pesos y la Tesorería Nacional por 39,531.6 millones de pesos, montos superiores a los recaudados en el mismo semestre de 2022 en un 17.2 % y un 57%, respectivamente en dichas instituciones”, aseguró Fernández.

El diputado por el Distrito Nacional insistió en que parece contradictorio que en momentos en que el Gobierno vende la idea de bonanza económica, se alcancen cifras históricas de endeudamiento y se procure una segunda amnistía fiscal con fines recaudatorios.

“Si bien es cierto que la amnistía es positiva para la población y la hemos apoyado, no menos cierto es que el trasfondo es la necesidad del gobierno de buscar recursos extra.
Ahí evidentemente hay una contradicción. O algo va mal en nuestra economía y no nos enteramos, o, sencillamente esta iniciativa tiene un propósito desconocido por la población, manifestó en un video colgado en las redes sociales”, concluyó.

Scroll al inicio